Educar en positivo: La salud también está en la mente

¡Buenos días! Hoy os traigo un post sobre salud y educación, como casi todos los que tratamos en este rinconcito. Pero la salud esta vez va enfocada a otra parte de nosotros, igual o más importante que la física ya que no la vemos, que es nuestra mente.

Muchas veces nos esforzamos por estar sanos, comer sano, hacer deporte, beber agua, etc. Pero, ¿has parado a pensar si te estás cuidando por “dentro”? ¿Estás educando a tus hijos cuidando su salud mental?

Estas fueron dos preguntas que me surgieron con el nacimiento de Sofía, y a las que he ido contestando poco a poco. La salud mental depende de muchos factores. La genética, la educación, el entorno, las amistades, las propias vivencias, la autoestima… Pero muchas de ellas, por desgracia, salen de nuestro control cuando nos referimos a nuestros hijos. Así que, ¿qué podemos hacer para ayudarles a estar sanos mentalmente?

Hoy vamos a ver algunos consejos o pautas que podemos seguir para cuidar a los más pequeños y cuidar su desarrollo emocional:

APLAUDE SUS LOGROS, POR PEQUEÑOS QUE SEAN

Desde que son bebés, tendemos a decirles siempre lo que está, haciendo mal (por su bien, nos decimos, para educarlos) y obviamos o pasamos más por alto las cosas que hacen bien. Debemos estar atentos a sus pasos, a su forma de jugar, a ese momento en el que recogen el juguete que habían sacado, a todo, para decirles lo bien que lo han hecho.

Hacerles ver que son inteligentes, que saben hacerlo, que lo estamos viendo y que lo valoramos. Y aplaudir menos las cualidades físicas. No es decirle que feo estás, si no, simplemente, no darle importancia al físico. Al final, sin querer, toda la sociedad le dice lo guapa/o que está, el pelo tan bonito, la ropa tan bonita, etc. Y al final, ellos lo ven como un elogio de los mayores así que algo importante tiene que ser. Resta importancia y aplaude sus demás capacidades.

CONFÍA EN ELLOS

Otra manera de ayudarles a construir una buena autoestima es confiando en ellos. A mí este punto me cuesta al ser muy miedosa, me sale solo el hacerlo todo con ella para que no se haga daño, no se caiga, etc. Pero es muy importante que les aportemos seguridad.

No se trata de irte y dejarles a su suerte, para nada. Se trata de estar a su lado, decirles (ya sea con palabras o que lo sientan con actitudes) que estás ahí, que puede hacerlo, pero que si no lo hace tú estarás ahí para ayudarle. Ellos se sienten seguros, apoyados y confían en sí mismos.

AYUDALES A VER EL LADO POSITIVO DE LAS COSAS

Esto empieza ya cuando son un poquito más grandes, pero siempre será mejor empezar lo más pronto posible para que todo lo que estamos diciendo sean pensamientos automáticos en ellos. Cuando tengan un problema, ayudarles a ver el lado bueno y explicarles que los problemas pasan y se superan, y mejor si lo haces en familia.

Que esa tristeza que hoy le invade seguro que mañana es menos y que así ha aprendido algo. Dejar que lloren y que estén tristes es bueno. Son emociones humanas que todos sentimos y tenemos que abrazarlas. Pero educar en positivo es ayudarles a ver que esas emociones pasan, se calman, se sacan fuera y después, se sonríe. Que tenemos muchas cosas que agradecer a la vida. Educarles en el agradecimiento es otro tema. ya hablaremos de él más adelante.

QUIÉRETE Y DEJA LAS QUEJAS A UN LADO

Mi máxima siempre es predicar con el ejemplo. Pues hazlo de veras. Que tus hijos te vean quererte, vean una relación sana contigo y no oigan quejas constantes. “Qué mal me va el trabajo, qué mala es la gente, qué mal me encuentro, qué feo estoy, tengo que adelgazar, tengo que, tengo que…” Si ven eso, día a día, durante toda su infancia, lo tendrán como normal. Y si el día en que sean adultos ven que no es normal, les costará mucho salir de esa negatividad.

Además puedes hacerle ver que tú también te sientes mal a veces aunque seas positivo y feliz. Me gusta mucho la idea de, al cenar todos juntos, contar lo mejor y lo peor del día de cada uno. Así ellos ven que es natural que a veces nos sintamos peor, que tengamos cosas menos buenas en el día, pero que hay que tomarlo como algo natural y seguir sonriendo.

¿Y tú que haces para que tus hijos crezcan en positivo? ¿Se te ocurre alguna técnica o conoces algún libro que pueda ayudarnos? ¡No te olvides de dejarlo en comentarios!

Sonríe, así ellos sonreirán.

Marta Rivas (@martarivasrius), autora del canal de YouTube martarivasrius, sobre vida sana y maternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s