Para tí

Este post va para ti. Sí, la madre primeriza que está llena de dudas. Para ti, el futuro padre que está muerto de miedos. Para ti, que ya has tenido hijos y sabes que es una aventura en toda regla. Y para ti, que los tuviste y sigues creciendo junto a ellos. Va para todos los tipos de maternidad y de paternidad que existen. Con todo mi cariño.

Sólo quería pasarme hoy para deciros que este camino es duro, que uno sabe cómo empieza pero no como acaba (como todo en la vida, qué curioso) y que, además de ser duro por sí mismo, nosotros lo hacemos aún más complicado.

Hablo de quien da el pecho y es criticado por querer hacerlo hasta los 4 años. Hablo de quien no lo da y se le tacha de negar el mejor alimento que su hijo pueda tener. Hablo de quien hace BLW porque quiere experimentar y tiene que aguantar comentarios de tipo ofensivo. De quien no lo hace y se le dice que no está dejando a su hijo crecer, que lo está forzando. Hablo de quien hace colecho para su bienestar y el de su familia y sólo ve malas caras. De quien no lo hace por la razón que sea y no está actualizado. Hablo de quien da a su hijo alimentos 100% orgánicos y tiene que defender su postura porque le llaman extremista, cuando sólo es lo que su corazón le dice. Y de quien le da a su hijo un trozo de pizza y tiene a veinte personas diciendo que eso le hará obeso.

De quien los acuesta a las 8 porque así cree que descansan mejor y de quien los deja hasta las 10 para aprovechar las horas del día a su lado. De quien le deja una luz encendida para que no teman y de quien se la apaga porque cree que así no genera miedo. De quien los lleva a la guardería para que socialicen y quien los deja en casa para ser ellos los que los eduquen los primeros años. De quien portea y quien no. De quien trabaja cuando la baja se acaba y sacrifica su tiempo y de quien decide sacrificar su vida laboral y se queda en casa. De quien castiga porque cree que así les ayuda y quien no lo hace porque cree que no sirve.

Hablo de todos. De todo. Hablo de ti, de mí, de nosotros, de ellos. Hablo de hijos, padres, madres, familias. Hablo de diferentes formas de vivir, de diferentes formas de pensar, de diferentes formas de sentir. Hablo de corazones diferentes, cabezas diferentes y que toman decisiones diferentes. Pero al final hablo de lo mismo. De amor.

Y es que estamos demasiado presionados. Y no digo que quien nos presiona lo haga con maldad, muchas veces viene de quienes más queremos, pero sigue siendo presión. Y con la presión llegan las dudas, más aún de las que esto trae consigo. Y llegan las decisiones por lo que te dicen o dejan de decir. Y la culpa sin poder evitarla.

Por eso hoy sólo quería deciros que lo estáis haciendo bien. Eso que viváis vuestra maternidad y paternidad al máximo. Al máximo de felicidad, de tranquilidad y de paz. Tanto como esta etapa os permita. Que no os quite el sueño la opiniología, que sí, que todos tenemos una y creemos tener la verdad absoluta. Pues crea tú la tuya. Con los especialistas en quién confíes y, sobre todo, con tu instinto, sentido común y amor de padre/madre.

La vida pasa, más rápido si cabe cuando tienes hijos, y sólo serán niños una vez. No te pierdas esos años ni te dejes por el camino cosas por todo lo que digan. Hay tantas opciones de crianzas como familias y todas son igual de válidas… Ama la tuya profundamente y vívela.

Y no lo olvides… Sonríe, ¡sobran motivos!

Marta Rivas (@martarivasrius), autora del canal de YouTube martarivasrius, sobre vida sana y maternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s