Conocer tu reloj interno te ayudará a mantener una mejor salud nutricional

En multitud de ocasiones hemos escuchado que nuestro cuerpo funciona como un reloj, o que todo gira en torno a nuestro reloj biológico. Este hecho es estudiado por una ciencia denominada Cronobiología, la cual se basa en que el cuerpo humano sigue un patrón establecido que se repite de forma cíclica.

Nuestro cerebro se organiza de modo que todos los procesos se conforman para llevarse a cabo a lo largo de 24 horas. En nuestro organismo existen numerosos ritmos que se conectan entre sí para propiciar un estado global estable que permita el correcto funcionamiento del mismo. Al igual que existe el ritmo sueño-vigila, también existen ritmos relacionados con la alimentación, como es el caso de las secreciones hormonales, que tienen un determinado patrón de secreción dependiendo del momento del día en el que nos encontremos. Por este motivo, es necesario que adaptemos nuestros hábitos alimenticios a estos momentos del día para así conseguir mantener la línea y obtener un mejor estado de salud.

Los ritmos biológicos se pueden sincronizar entre sí. Ejemplos de ello son el ritmo sueño-vigilia, que se sincroniza con los ciclos de luz-oscuridad (día-noche), o el ciclo menstrual, que termina apareciendo en los mismos días en mujeres que se relacionan con frecuencia en los mismos contextos. Y sabiendo que existe esta sincronización, podemos llegar a controlar trastornos que afectan a nuestro organismo a través de diferentes métodos, tal es el caso del uso de la melatonina como suplemento nutricional, el cual veremos en breve.

Primeramente, debemos saber que una de las características más sobresalientes respecto a la biosíntesis de melatonina es su variabilidad a lo largo del ciclo de 24 horas. Normalmente, la producción de melatonina es inhibida por la luz y estimulada por la oscuridad. Por esta razón, la melatonina ha sido llamada “la hormona de la oscuridad”. La secreción de melatonina alcanza su pico en la primera mitad de la noche y gradualmente cae durante la segunda mitad de la misma. Pero pueden existir alteraciones en su secreción, provocando así trastornos en nuestro organismo.

Para tratar estos trastornos la melatonina es utilizada como suplemento nutricional. Se ha encontrado que muchos de sus consumidores han experimentado una mejora en el ritmo sueño-vigilia. Por ello, es muy utilizada tanto para personas con trastornos del sueño como para evitar el temido Jet Lag. Otra buena opción en este sentido, sería consumir alimentos que aporten Serotonina (precursor de la melatonina) tales como avena, maíz, tomate, patatas, nueces, arroz o cerezas.

Volviendo al tema inicial de las secreciones hormonales, debemos saber que durante el día nuestro cuerpo se dedica a regenerar y por la noche a reparar. Es por ello que se establecen momentos en los que el cuerpo tiene más actividad. Así, durante la mañana la actividad es media y durante la noche es baja. De este modo, los ritmos hormonales se sincronizan con el patrón de actividad para un mejor funcionamiento del organismo. En definitiva, nuestro organismo se acopla a estos ritmos hormonales y funciona como un sistema a dos fases: fase matutina y fase nocturna.

Entre las 7 y las 8 de la mañana, nuestro organismo empieza a despertarse, pero no es hasta las 10 cuando se encuentra en plena vigilia. A mediodía, se produce una disminución de insulina que se traduce en una mayor apetencia de azúcar (al existir menos insulina en el organismo no se transporta glucosa al interior de las células, por lo que éste demanda más glucosa exógena). Entre las 15 y las 17 horas nos encontramos en plena forma física; es un buen momento para practicar actividades deportivas. Con la llegada de la noche, nuestro cuerpo se encuentra en un estado de alerta muy bajo, suprimiéndose, además, la actividad intestinal a las 22:30. Por este motivo, debemos cenar temprano para que la digestión no nos coja en el momento en el que las hormonas comienzan a disminuir su secreción.

Podemos apreciar mejor la relación de estos patrones de secreción hormonal con la alimentación, a través de un ejemplo concreto:

La serotonina, precursora de la melatonina, regula el apetito y los deseos de ingerir azúcares. Así, altos niveles de serotonina que persisten al amanecer producen un rechazo hacia el desayuno, mientras que el brusco descenso que este mediador presenta hacia la mitad de la tarde, ocasiona, en ese momento del día, un impulso adictivo hacia los azúcares. Clara prueba de ello es que las oscilaciones de este mediador son muy acentuadas en los obesos, quienes en la mañana tienen los niveles de serotonina muy elevados (lo que ocasiona un gran rechazo hacia el desayuno) y al atardecer éstos se precipitan de forma muy marcada. Ello explica por qué los obesos tienen impulsos adictivos hacia los azúcares en horas de la tarde y durante la noche.

Concluimos así que:

  • Los ritmos biológicos pueden verse afectados por numerosos procesos, uno de ellos es la alimentación (suplementación nutricional).
  • En nuestro organismo existen ritmos biológicos en prácticamente todos los sistemas, un ejemplo sería la secreción de hormonas.
  • Nuestro organismo posee unos ritmos endógenos a lo largo de las 24 horas. Para conseguir una alimentación equilibrada y mantener el peso adecuado, la dieta debe acoplarse a estos ritmos endógenos de secreciones hormonales.
  • A cada momento del día se precisa un alimento diferente, ya que la secreción hormonal también es diferente.
  • Es importante tener en cuenta los ritmos biológicos relacionados con la alimentación, ya que si nos alimentamos sin tener en cuenta nuestro reloj endógeno esto puede conducir a patologías como obesidad, diabetes, etc.

Por último, quisiera señalar que cada persona posee un reloj interno propio y que, al igual que algunas personan rinden mejor estudiando por la noche y otras por el día, podemos encontrar la misma variabilidad en lo que a secreciones hormonales se refiere.

Alicia Torrejón Cruzado, dietista-nutricionista. Si quieres más información sobre ella, visita su página.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s