¿Conoces las propiedades de la ashwagandha?

 

Cuanto más me adentro en la medicina ayurvedica, más me alucina y mas necesito aprender y seguir leyendo, hay tantas plantas y especias con propiedades más potentes que los medicamentos de los que nos atiborramos, ¡aquí os dejo el claro ejemplo de una de ellas: la Ashwagandha!

Para revertir los efectos del cortisol y mejorar la fertilidad

La raíz de esta planta originaria en India, conocido como el ginseng ayurvedico, ha sido utilizada como un adaptógeno de medicina ayurvédica, un término usado para las hierbas que mejoran la energía física y capacidad atlética, aumentan el sistema inmunológico, la capacidad sexual y la fertilidad. Sus propiedades también ayudan a combatir el estrés con un efecto sedante sobre el sistema nervioso, ayudando también a manejar el dolor de algunas enfermedades y la depresión, se ha demostrado que tomar Ashwagandha durante cinco días aliviaba la ansiedad de la misma manera que fármacos como el Lorazepan (ansiolítico químico) o la Imipramina (un antidepresivo).

Nos generamos tantos problemas y enfermedades por vivir deprisa, la mayor parte de los casos el problema está en nuestra mente, bueno, a mi parecer todas las enfermedades residen en nuestra mente, el mundo en el que vivimos tiene un ritmo rápido y exigente, y a veces nos exige más de lo que nosotros mismos podemos aguantar, de hecho creo que pagamos un precio demasiado caro por este tipo de vida y lo hacemos con la enfermedad más común y peligrosa del siglo XXI, EL ESTRES. Hay tantos factores y malos hábitos que desembocan en este bucle que a veces algo tan natural como quedarse embarazada se convierte en todo un reto, pero también hay remedios naturales para ayudarnos. ¿Milagros? Plantas naturales que no son utilizadas por la industria farmacéutica, es mucho más barata que cualquier tratamiento químico y eso no interesa.

Las raíces de la Aswagandha contienen neurotransmisores como el triptófano y otros compuestos que activan los receptores de la serotonina, esto nos mejora la calidad del sueño, aumenta y equilibra nuestro apetito sexual, disminuye la ansiedad y el nerviosismo, también puede ayudar a regular el azúcar en la sangre que ayuda a suprimir los antojos de azúcar.

Aumenta el sistema inmune: sus propiedades en la captación de radicales libres reducen el estrés oxidativo, (propiedades antioxidantes contra radicales libres), un caldo de cultivo perfecto para muchas enfermedades y moléculas que están directamente implicadas en el proceso de envejecimiento, pero esta raiz protege las células del cerebro contra los efectos nocivos de nuestro estilo de vida moderno.

También mejora el estado de nuestra tiroides, mejora la función endocrina, regulando la tiroides y actuando sobre las glándulas suprarrenales cuando existe fatiga suprarrenal (ideal para personas en época de exámenes o competiciones o un estrés muy fuerte).
Últimamente acuden muchas parejas con supuestos problemas de fertilidad, la frustración por no conseguir quedarte embarazada causan un estrés añadido a tu vida diaria, a esto súmale la alimentación de hoy en día que cada vez se aleja más de lo natural.
El estrés eleva el cortisol, esto provoca que disminuya la secreción de testosterona en los hombres, además del que el estrés oxidativo y todos sus radicales libres afectan directamente a la calidad del esperma. El lado femenino también se ve afectado por el estrés, al ponernos nerviosas o estar demasiado cansadas generamos cortisol, para que nuestras glándulas suprarrenales produzcan cortisol necesitan progesterona. Esto hace que la progesterona se utilice para fabricar hormonas de estrés, en lugar de lo que está diseñada para hacer, un papel importantísimo en el sistema reproductor femenino.

A nivel anabólico para el deporte

Todos queremos optimizar el rendimiento y/o la salud, seamos atletas profesionales o no. ¿Por qué no hacerlo a través de plantas naturales? Que os parece si hacemos una combinación de ashwagandha + fenogreco, dos plantas con propiedades anabólicas naturales.

Ya he comentado los  efectos positivísimos del aswagandha sobre el cortisol, el exceso de esta hormona no solo nos frena a nivel deportivo, también puede causar problemas secundarios como diabetes, insomnio, depresión y obesidad, además de debilitar nuestro sistema inmunológico, esto nos dificultara la perdida de grasa (como protección) y el mantenimiento de la masa muscular. Pero esta planta es un adaptógeno (plantas que ayudan a mejorar el rendimiento físico y mental, regulando el metabolismo e incrementando la capacidad de adaptación del organismo).
Nos ayudara a disminuir de forma MUY SIGNIFICATIVA la ansiedad y el estrés, aumentando nuestros niveles de testosterona, lo cual es muy importante para quienes buscan un aumento de fuerza y/o masa muscular, así como mejorar la salud general, también aumenta los niveles de T3 y T4, ambas hormonas aumentan el metabolismo (muy interesante para deportistas). Tiene propiedades antiinflamatorias, antitumorales, antioxidantes, inmunomoduladoras y rejuvenecedoras, todo ello mejora el metabolismo glucídico. Por otra parte es un potente protector del hígado, es decir tenemos una sustancia con efecto anabólico que no daña nuestro cuerpo.

La reducción del nivel de estrés y su consiguiente efecto hormonal nos ayudará a mejorar más rápidamente nuestros niveles de fuerza y/o masa muscular, así como una importante mejora en nuestra calidad de vida. No olvidéis todos los escritos que he hecho sobre el sistema endocrino y de qué forma puede beneficiarnos o arruinar nuestros objetivos. Como veis, estas plantas desconocidas a nivel occidental, tienen un futuro muy prometedor, pero quizá algunos sectores no están por la labor de que se conozcan todos sus beneficios.

La semilla de fenogreco es una legumbre de uso similar a la de los cereales muy rico en nutrientes (por ejemplo el amaranto) y es usado para aumentar de peso o masa muscular (muy utilizado para la anorexia) y mejora mucho el pelo y la piel. Esta planta posee un efecto anabólico igual que el ashwagandha, aumenta la masa corporal y mejora los ciclos de sueño, con ello la salud mental. Además reduce el colesterol y los triglicéridos.
Es muy utilizado en la cocina india, donde se tuesta un poco; entonces su sabor es menos amargo y recuerda al caramelo o al jarabe de arce. El fenogreco puede consumirse, entero, machacado o en harina o germinado. De esta última manera resulta delicioso en las ensaladas, aportando su textura crujiente. También se puede cocinar, yo lo utilizo como especia para el arroz y verduras o con la carne, también lo podéis añadir a vuestras tortitas de la mañana en forma de harina, de hecho es muy utilizado para hacer pan.

Una receta:
Con harina de fenogreco + harina de arroz o avena + ghee + miel ecológica y ashwagandha (1gr) con leche de vaca o cabra ecológica o una bebida vegetal.

Christy Repetto, nutricionista y preparadora deportiva en Gallery Fitness. Si quieres conocer más sobre ella, visita su web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s