“La la land” y el desafío de perseguir nuestros sueños

La pasada semana me he ido al cine a ver la multipremiada y súper elogiada “La la Land la ciudad de las estrellas”, película musical del director Damien Chazelle y protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling y que ha arrasado con 14 nominaciones a los Oscars 2017.
En cuanto empecé a verla decidí que sería esta la primera película para abordar en mi blog. Sin dudas por su calidad artística, repercusión dentro del cine actual pero también y especialmente por su trama la cual tiene como eje principal el tema de los sueños como vía para alcanzar el éxito y la felicidad.

La la land narra la historia de dos jóvenes artistas que sueñan con el éxito profesional. Ella, una aspirante a actriz que trabaja como camarera en una cafetería situada en el interior de los estudios de Hollywood al tiempo que prueba suerte en múltiples castings y él, un talentoso pianista que sueña con abrir su propio local de jazz, mientras se gana la vida tocando en restaurantes y fiestas privadas. Ambos comienzan una relación que poco a poco se verá amenazada por sus ambiciones profesionales.

En principio debo decir que la película me parece estupenda y que coincido con el criterio de quienes ya la llaman el musical de nuestra generación. Podría hablaros de su maravillosa y exuberante fotografía, de las atractivas coreografías, los muy bien logrados momentos musicales, de las acertadas interpretaciones actorales o de su generosidad para con el espectador de revivir la atmósfera de los antiguos musicales de Hollywood con un toque de frescura de nuestros tiempos. Sin embargo, voy a centrarme en la trama ya que como os he dicho este no es un blog de cine, sino un blog que utiliza al cine como excusa para tratar historias y problemáticas de la vida.

Seguramente alguna vez os ha pasado o tal vez ahora mismo os esté pasando que os cuestionáis vuestros sueños, proyectos profesionales, el nivel de éxito que habéis alcanzado o queréis alcanzar. Que en algún momento habéis tenido o ahora mismo estéis teniendo que replantearos vuestros sueños. Por otro lado, puede que estéis en proceso de alcanzarlos o que estéis inmersos en un proyecto personal y que estéis disfrutando de cada escalón ganado o peleando contra los desafíos y aguantando el golpe de los fracasos, las frustraciones y los desencantos.

Pues bien. ¿Qué os parece entonces si hablamos de eso?
Los sueños. ¿Quién no los tiene? Pero ¿qué son? Los sueños no son más que nuestros deseos, aspiraciones y objetivos, pero desde un punto de vista más ideal. Son todos esos proyectos que nos trazamos en nuestra vida, que son ambiciosos y que ubicamos generalmente en el largo plazo. Normalmente como en el caso de la película están relacionados con lo que ya otros han conseguido y que quisiéramos alcanzar nosotros también y se encuentran ligados profundamente a los conceptos de éxito y fracaso.

En la película hay un ejemplo muy claro en la escena donde Mia (Emma Stone) está en la cafetería donde trabaja y entra una actriz famosa que viene a pedirse un café para llevar. En los ojos del personaje vemos no solo la admiración que siente por la actriz sino principalmente como su sueño más profundo es el de alcanzar lo que esta otra mujer ya ha alcanzado. Luego casi al final de la película vemos la misma escena, pero donde es esta vez Mia quien llega como la actriz exitosa. Esto nos habla un poco de cómo, aunque a veces vemos nuestros sueños demasiado grandes o difíciles de alcanzar al final si otros lo han logrado también porque no, podemos lograrlo nosotros.
Con esto último no quiero decir que los sueños se alcanzan por el simple hecho de la probabilidad. Los sueños para ser logrados necesitan que la persona no solo se los plantee sino también que se mueva hacia ellos y trabaje en base a su obtención.

No obstante, muchas veces a pesar de estar motivados y de dirigirnos fervientemente hacia la obtención de nuestros objetivos existen barreras que imposibilitan alcanzar nuestras metas y por tanto nuestros sueños. Estas pueden ser personales o individuales (limitaciones físicas, financieras, o una barrera psicológica tal como las metas conflictivas) u obstáculos en el medio físico y social.

Es también por estas barreras y dificultades que se van presentando a lo largo de nuestra vida que muchas personas abandonan sus sueños o los modifican encontrando nuevas aspiraciones y metas substitutas. En la película el personaje de Mia le dice en un momento al de Sebastián (Ryan Gosling) “Cambia tus sueños y así madurarás”. ¿Qué creéis vosotros de esta afirmación? Me gustaría que la analizarais y si queréis dejéis vuestras opiniones.

Por mi parte me gusta verlo desde un punto de vista positivo. Para mí no se trata de renunciar a nuestros sueños sino de ser realistas, consecuentes y aprender a lidiar con el fracaso y la frustración de una manera madura y optimista. Para nadie es un secreto porque todos lo hemos vivido que a medida que pasan los años nuestras necesidades y por tanto nuestras metas y aspiraciones cambian. Lo que deseábamos cuando éramos adolescentes no es lo mismo que deseábamos en la juventud ni lo que desearemos en la vejez y esto es positivo y natural. Por eso independientemente de que esta frase puede parecer derrotista me gustaría que la mirarais desde varios puntos de vista.

Hablemos ahora un poco del éxito y el fracaso. Dos conceptos que como he dicho están ligados intrínsecamente a los sueños y que socialmente tienen mucho peso. El éxito sin lugar a dudas es algo a lo que todos aspiramos ya que este es esencialmente un sentimiento de autorrealización y de autoeficacia. No obstante, hay que tener claro que depende en gran medida de factores subjetivos y de ahí que el factor sociedad juegue un papel tan importante. En muchas ocasiones valoramos si alguien es exitoso o no, o si lo somos nosotros mismos, a partir de criterios sociales establecidos o vendidos por la publicidad. Por eso muchas veces se relaciona el concepto éxito con la riqueza, la fama y los puestos directivos. Sin embargo, ya hemos dicho que el éxito es un sentimiento de autorrealización por tanto depende de la persona que algo pueda ser motivo de autorrealización o no. Tal vez para alguien el éxito puede efectivamente estar en el hecho de llegar a tener mucho dinero, pero para otro su autorrealización estaría basada a lo mejor en lograr sacar adelante un proyecto humanitario.

Por otro lado, el fracaso, entendido como la falta de éxito en un algún proyecto llevado a cabo y del cual no se ha conseguido la respuesta positiva deseada es uno de los conceptos psicológicos que en nuestra sociedad de hoy pesa sobremanera y que muchas personas no saben cómo manejar acarreando con esto problemas de depresión y estrés. No obstante, a que se ha dicho mucho y que la misma cultura popular transmite la idea de que los fracasos más que experiencias negativas lo son positivas ya que nos permiten aprender; sigue siendo complicado lidiar con este ya que va asociado a sentimientos de frustración y malestar.

Luego la otra ironía es que no porque hayamos conseguido nuestro sueño quiere decir que está todo resuelto y que seremos “súper felices”. Como podemos ver en la película aún con nuestros sueños cumplidos hay otros aspectos, en el caso de la película dentro de la esfera emotiva, que se nos quedan un poco cojos para estar totalmente plenos o a los que hemos tenido que renunciar para conseguir nuestros objetivos y que luego de alcanzados estos últimos echamos en falta.

En fin, que se trata de ir venciendo etapas, logrando metas y plantearnos nuevas. ¿Al fin y al cabo no es eso lo que le da chispa a la vida y nos motiva a soñar?

Miriel Cejas, actriz y psicóloga. Si quieres conocer más sobre ella, visita su página.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s