Entrenamientos para contrarrestar los excesos navideños

Llegamos a enero amigos, nuevos propósitos y entre ellos quemar aquellos excesos de navidad, ¿verdad que no me equivoco?

Todos decimos “venga vale, el 1 de enero empiezo la dieta”. Mentira, aún nos queda el día de Reyes y algún que otro día.

Pero yo quiero hablaros de uno de los métodos más efectivos de entrenamiento que podemos realizar en este enero para quemar todos aquellos excesos y convertirnos en una máquina quema grasa.

¿Has oído hablar de los entrenamientos metabólicos? Pues en estos entrenamientos se llega al fallo muscular, se fatigan los músculos y se elevan las pulsaciones cardíacas, lo cual se vuelven ideales para quemar muchísimas calorías y mejorar el funcionamiento del metabolismo.

 

Este entrenamiento se enfoca en incrementar las calorías que quemas por hasta 24-48 horas después del entrenamiento. Puede acelerar tu metabolismo hasta un 25% durante 48 horas, lo que quiere decir que al finalizar tu entrenamiento tu metabolismo quedará mucho más elevado y seguirás quemando calorías y grasa. Esto se debe en gran parte al consumo de oxígeno post-entrenamiento, donde tu cuerpo debe reponerse alguna forma el oxígeno que no obtuvo durante ese entrenamiento.

Por otra parte, el entrenamiento metabólico mejora el ambiente hormonal y la sensibilidad a la insulina, y hace que se eleven los niveles de hormona del crecimiento y de testosterona, lo cual hace la combinación perfecta para quemar grasa como nunca.

Además de esto, al llegar a fallo muscular, incorporando pocos descansos, se incrementa la acumulación de ácido láctico, y el tener que removerlo de la sangre le cuesta a tu cuerpo un gasto energético adicional.

Este tipo de entrenamiento debe estar compuesto en su mayoría por ejercicios compuestos, es decir, en los que trabajes varios músculos grandes al mismo tiempo, como las sentadillas, lunges, peso muerto, dominadas, etc.

Debes entrenar con un peso que te cueste llegando al fallo muscular, de 12 a 15 repeticiones con mucho esfuerzo, y sin descansar más de 30 segundos. Un opción aun mejor es hacer ejercicios pliométricos entre una serie y otra, como son los saltos con sentadillas, burpees, sprints, box jumps, etc.

No es un entrenamiento que debe hacerse todos los días, basta con hacerlo 3 veces por semana, eso sí, siempre cuidando muy bien la técnica y la postura.

Ten en cuenta que este tipo de entrenamientos no es apto para principiantes, está especialmente diseñado para quienes buscan perder grasa y tienen algo de noción y experiencia.

Si eres principiante empieza poco a poco, siempre debes saber donde están tus límites y saber controlar que puedes y que no puedes hacer. Debes adaptar todo entrenamiento a tus capacidades.

Espero que lo pongáis en práctica estos días y aprovechéis la energía extra de todas estas comidas.

Con todo esto, quien deciros que os deseo un grandísimo año, lleno de felicidad, salud, alegría y de todo lo bueno.

Mila López, personal trainer. Si quiere saber más sobre ella, visita su página.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s