Los gimnasios también son para las mujeres

Ya es invierno y los gimnasios se llenan de gente dispuesta a quemar calorías, sobre todo tras las fiestas navideñas. Desde luego es un lugar para hombres pero también para mujeres. Con este post me gustaría incentivar a todas las chicas a ir al gimnasio…a mí casi siempre me ha tocado ir sola o con chicos. Siempre he intentado que amigas se animasen pero la mayoría salen muy a menudo con las mismas frases:”No tengo tiempo”, “No tengo fuerza de voluntad”, “Admiro tus ganas de meterte ahí a sufrir”, “Vale…la verdad que no voy porque soy muy vaga”… (Sinceridad ante todo).

Entonces, este artículo lo voy  a dividir en tres partes: En la primera me dedicaré a exponer los beneficios del trabajo con pesas para nosotras (los hay). La segunda parte va a estar más dedicada a “quitarle los miedos y prejuicios” a las mujeres que no van al gimnasio porque no les parece que sea algo femenino o porque no quieren ponerse “tochas”. Y la tercera es sólo un sencillo asesoramiento sobre qué ropa es la más adecuada para llevar al gym.

pesas3

*¡Beneficios!

Uno de los principales beneficios para las mujeres es que el trabajo con cargas y resistencias ayuda a prevenir la osteoporosis. La osteoporosis no es que sea un mal exclusivo de mujeres, pero estadísticamente nos afecta mucho más a nosotras y su aparición suele ser más prematura en mujeres que en hombres. De hecho la menopausia es la causa principal de osteoporosis en las mujeres, debido a la disminución de los niveles de estrógeno.
Pero bueno las más jóvenes no piensan mucho en eso. Esto sirve para animar a tu madre o incluso a tu abuela a ir al gimnasio y a que se mueva un poco.

Aumento del tono muscular: Por norma general, es verdad que las mujeres tenemos menos tono muscular que los hombres. No es raro oír a mujeres quejarse de falta de firmeza.  Eso es debido principalmente al exceso de grasa en esa zona combinado con la falta de tono muscular. Es evidente que con los años la piel va perdiendo elasticidad, pero os puedo asegurar que mantener los niveles de grasa bajos y el tono de los músculos a un nivel adecuado retrasará esos efectos unos cuantos años.
Esto suele ser más común en la zona del tríceps (la parte de atrás del brazo) y sobre todo en los pechos.

Socialización: Obviamente esto no es un beneficio exclusivo para chicas, todos se pueden beneficiar de ello, pero no por eso voy a dejar de mencionarlo. El ir habitualmente a un gimnasio proporcionará un entorno conocido y a menudo se acabará formando un pequeño grupo de amigos/as. A mí por lo menos me encanta conocer gente nueva y si puedo compartir cosas ¡pues mejor!

Fuerza: Por lo general las mujeres solemos tener cierta carencia de fuerza en los grupos musculares del tren superior (de la cadera para arriba). Esto se traduce en que sea complicado por ejemplo colocar cosas de bastantes kilos en estantes altos. También en que la región cervical y escapular se nos cargue más de la cuenta y, en definitiva, que en algún momento tengamos que depender de alguien. A mí por lo menos no me gusta depender de nadie, soy muy independiente. Pero que quede claro que la fuerza no es una característica exclusivamente masculina, y que se puede entrenar en mujeres hasta niveles muy avanzados sin que apenas repercuta en el volumen de masa muscular. Porque, y esto es algo que muchos no saben, el volumen muscular y la fuerza no están tan ligados como se suele pensar, por lo que no es raro ver a mujeres súper fuertes pero bien femeninas a la vez. ¡La fuerza nos hará libres!

mujer20
*Después de esto quisiera aclarar falsos mitos entorno a este tema de mujeres-gimnasio basándome en algunas frases típicas que se escuchan a pie de calle:

“No me quiero poner demasiado fuerte o musculosa”: Este es uno de los argumentos top de la mujer que no quiere ir al gimnasio, y a la vez es el más erróneo. Es un terror infundado por el desconocimiento y la falta de información. Cuando alguien habla de mujeres y gimnasios enseguida salen a la palestra las mujeres culturistas.
Bien, esas mujeres no están así de fuertes por casualidad, ni perdieron sus atributos femeninos de un día para otro: esas mujeres(a las que yo admiro), llevan años esculpiendo su cuerpo día a día con mucho esfuerzo y sacrificio.
Pero no me pienso quedar en el argumento de que estas mujeres se esfuerzan mucho y que juegan a niveles “competitivos”, ya que, de hecho, muchas mujeres que compiten en culturismo o fitness tienen un aspecto muy femenino al bajarse de la tarima.

Sólo las mujeres de “muy alta competición” tienen eso rasgos masculinizados tan característicos. Al resto de mujeres fitness probablemente las verías entrenando en tu gimnasio y lo único que pensarías es que tienen un cuerpazo.

“No quiero hacer ejercicios de pecho porque me quedaré sin tetas”: Lo escribo y sigo sin dar crédito. Aunque resulte raro esto lo he oído ya varias veces ¡No! ¡Chicas! El volumen de nuestras mamas viene definido por la suma del volumen del tejido mamario y de la grasa que hay a su alrededor y, debo revelaros una verdad absoluta del universo: la quema localizada de grasa no existe, así que por mucho que te empeñes en perder grasa de una parte de tu cuerpo, será tu metabolismo quien decida. Es por este motivo que la realización de ejercicios de pecho ¡no va a contribuir a que perdamos nuestros tan preciados pechos! aunque lo que sí va a hacer será fortalecer el tono muscular de nuestros pectorales, indispensable para una mejor sujeción y por lo tanto retrasará/paliará su caída.

“Yo solo quiero hacer ejercicios de culo o piernas porque las tengo bastante gordas”: Como ya te he dicho antes, por mucho que te empeñes en perder grasa de un sitio, no lo harás. Debes recurrir a ejercicios aeróbicos (y las pesas son todo lo contrario) para así perder grasa paulatinamente de todo tu cuerpo, por lo que nada de centrarse solo en piernas y glúteos. Debes trabajar de una forma aeróbica y combinarlo con la anaeróbica, y ejercitando tu cuerpo entero, en todo su conjunto. Verás que acabarás notando resultados, paciencia, que merece la pena.

“El gimnasio es territorio de hombres, me da vergüenza”: A ver, un gimnasio puede que sea territorio de hombres solo por un motivo: Las mujeres se lo permitimos. De todos modos, esto es un tópico que solo se cumple en algunos gimnasios, a partir de cierto tamaño la diferencia no suele ser tan abismal. También existen gimnasios solo para mujeres al que puedes acudir si realmente te sientes incómoda en uno mixto, pero venga chicas, en la variedad está el gusto y a mí siempre me gustó la mezcla chicos-chicas, sino qué aburrimiento, ¿no?

Otra cosa que quería decir es que los gimnasios muchas veces suelen tender a separarse por géneros. Es en plan: las chicas en las clases de aerobic y las cintas de correr; los chicos en la sala de pesas y las máquinas. Como si hubiera ejercicios para hombres y ejercicios para mujeres. Esto es un ERROR. Nada es de unos y de otros. Todo es para todos.

Los ejercicios físicos son los mismos para hombres que para mujeres. Funcionan igual de bien (o mal) para cambiar tu cuerpo y hacerte más fuerte, atractivo y sano. Muchos hombres piensan que esa clase de aerobic o de Pilates no es efectiva para ellos. Pues no saben lo duros que son y lo que sirven si se hacen bien.

En fin que estos son algunos de los prejuicios femeninos más corrientes que debemos olvidar:

1. Si hago pesas ganaré volumen y pareceré más gorda.

2. Yo lo que quiero es tonificar y perder varios kilos.

3. Yo solo quiero hacer ejercicio de la parte X.

4. No quiero lesionarme.

5. La gente del gimnasio me mira y me da vergüenza.

Todo eso no es más que desinformación. Deja que responda una a una:

1. No te va a pasar. Convertirse en una de de esas enormes mujeres culturistas de color marrón es una tarea de años y hace falta comer una cantidad enorme de pollo, y privarte de muchas cosas. Las pesas te harán parecer más delgada y más atractiva, porque reducirán tu cintura y tus caderas, al mismo tiempo que esculpirá tus brazos, hombros y piernas.

2. Puede que tu peso no cambie, pero te sentirás mucho mejor.

3. No se puede adelgazar de una sola parte. Si no ejercitas todo tu cuerpo, y especialmente los músculos grandes en tus piernas y tu tronco, no te servirá de nada. El gimnasio será más rico y tú seguirás igual.

4. Los ejercicios de pesas te hacen más fuerte, y eso quiere decir que corres menos riesgo de lesionarte. Todo consiste en empezar progresivamente y con las posturas correctas.

5. Sí, la gente del gimnasio te mirará cuando vayas a hacer pesas. Seguramente con admiración y envidia.

Debo contaros un secreto, casi todos los ejercicios que se hacen con máquinas se pueden hacer con peso libre. Por si fuera poco, los ejercicios con peso libre son mucho más efectivos. El peso libre se reduce en general a dos tipos de pesas: barras y mancuernas. Las barras se pueden cargar con discos de distintos pesos. Las mancuernas suelen estar en un mostrador donde las encontrarás de todos los tamaños, desde un kilo hasta 40 o más.

Cuando llegues al gimnasio y tengas tu primera conversación con el monitor, lo más habitual es que te trate como a una mujer típica. Su tarea no es solo ponerte en forma, sino también conseguir que te sientas bien en el gimnasio y pagues las cuotas durante mucho tiempo.

El monitor sabe que muchas mujeres tienen miedo de las pesas y mucho más del peso libre. Así que, para no asustarte, evitará esos ejercicios que precisamente son los que más pueden ayudarte.

Por ejemplo, las sentadillas con una barra son un ejercicio básico que puede cambiar radicalmente el aspecto de tus piernas, caderas y cintura en muy poco tiempo, incluso aunque empieces con una barra vacía. Pero muy pocas mujeres hacen sentadillas en los gimnasios. En su lugar te pondrán un programa con diez máquinas distintas y media hora de cardio en elíptica.

¡Insiste! Si le dices a tu monitor que quieres hacer ejercicios con pesas porque buscas ganar músculo y perder grasa, y le pides que te enseñe a hacer ejercicios básicos con peso libre, como sentadillas o remo, verás cómo se le ilumina la cara con una sonrisa y te recomienda un programa totalmente diferente.

Acompaña tu comienzo en el gimnasio con una dieta adecuada, desayunando proteínas, eliminando azúcar y harina, y sobre todo comiendo a las horas adecuadas.

Podría extenderme más con los beneficios que os puede reportar el acudir a un gimnasio (trabajar el miocardio, reducir el riesgo de cáncer, prevenir lesiones…) y lo haría encantada pero tampoco quiero aburrir. Lo más importante de todo esto es que ir al gimnasio os hará sentiros más guapas. Y con esto vale, ¿o no?

outfit-gym

*Quiero acabar dando unas ideas básicas de cómo vestirnos las mujeres para ir al gimnasio y sentirnos cómodas:

La comodidad en el gimnasio empieza por dentro, por eso es importante elegir la ropa adecuada. Y, aunque el gimnasio obviamente no es una discoteca o un evento de moda, usar la ropa adecuada para hacer ejercicio puede motivarnos y hacernos sentir más cómodas mientras quemamos grasa.

Han pasado a la historia los días en que las mujeres usaban ropa vieja de hombre para ejercitarse. Hoy en día, muchos diseñadores, como Stella McCartney, ofrecen ropa de gimnasio que es cómoda y funcional, a la vez que femenina y a la moda. Podrás encontrarla asequible y cómoda aparte de en tiendas exclusivas de marcas deportivas, en Decathlon, Primark,  e incluso en muchas tiendas Inditex. Olvídate de comprar la ropa en tiendas chinas ya que por lo general son de muy mala calidad y no te harán ningún favor. En el gimnasio debe evitarse el uso de ropa de algodón, porque este material absorbe el sudor, lo que significaría mucha incomodidad. Crea tu armario de prendas de gimnasio para que te sientas motivada y ¡a presumir con tu ropa nueva!

Ropa interior

Antes de empezar a comprar camisetas sin mangas y pantalones de yoga como una loca, debes pasar por una tienda de lencería o similar. Cómprate un buen sujetador deportivo. Esto puede ser la diferencia entre un buen entrenamiento y una sesión dolorosa o molesta ya que no podemos usar los sujetadores que tienen varilla porque nos harán daño. Muévete mientras te lo pruebas, inclinándote y saltando para asegurarte de que permanezca todo en su sitio y que es cómodo.

Camisetas/Tops

Mientras que en el pasado las camisetas de tallas más grandes y los chándales eran lo usual, cada vez se ven más pantalones tipo malla y camisetas o tops ajustados.

ropa-deportiva4ropadeportiva1

De hecho, en ciertos gimnasios, como los estudios de Yoga o Pilates, es un requisito usar camisetas más ajustadas, pues el instructor puede así tener una mejor idea de tu postura y forma.

Busca camisetas sin mangas y ropa ajustada, hecha de materiales deportivos dry-fit o que ayudan a una buena transpiración. El entrenador de las estrellas, David Kirsch señaló recientemente en la revista “Glamour” que la ropa demasiado holgada no es adecuada en las sesiones de gimnasio. Él argumenta que mientras mejor puedas ver tus defectos corporales, más motivada estarás para trabajar en ellos, aunque para otras puede desanimar… No estoy del todo de acuerdo con ello así que usa ropa con la que tú te sientas más cómoda y punto pelota.

Parte inferior y calzado

Busca pantalones que se mantengan en su sitio y que sean ajustables en la cintura, para conseguir un ajuste personalizado. Los tipo leggins son perfectos ya que se adaptan como un guante. De todas formas puedes comprar unos cuantos de diferentes estilos y usarlos en el gimnasio; pronto podrás escoger qué tipo de pantalones te gustan más. Evita ropa con cierres o costuras porque pueden dañar tu piel durante el ejercicio. Los pantalones muy holgados pueden entorpecer en los aparatos y en ejercicios como spinning.

mujerrunning

Es fundamental elegir un calzado adecuado en función del deporte que realices. Si te encanta el spinning o cycling te recomiendo que escojas unas deportivas diseñadas para ello, con suela más rígida para resistir el pedaleo y que no se acaben deformando.

Puedes recurrir al modelo Princess de Rebook o a unos de entrenamiento de Nike.

Outfit de hidratación

Es importante mantenernos hidratadas, con lo cual es necesario llevar una botellita o termo de agua. Yo recomiendo las botellas BRK que son 100% reciclables, de cristal y recubiertas de silicona, disponibles en muchos colores y modelos. Se han convertido en la última tendencia entre las celebrities para ir al gym.

mujer10

Cabello y maquillaje

Es comprensible que al ir al gimnasio, quieras verte atractiva y presentable. Si debes usar maquillaje, elige una base delgada y ligera, que no tape los poros. Agrega un par de capas de rímel a prueba de agua y luego despeja el cabello de tu rostro.

Debes hacerte un recogido, cola o moño que te sujete el cabello, incluso añadiendo si quieres diademas deportivas que te ayuden con esta función. Las tienes de muchos estilos en Accesorize.

Es un arreglo sencillo y funcional que te permite verte bien en el gimnasio. Porque antes muerta que sencilla.

Vanessa Blanco, modelo y fisioterapeuta. Directora y creadora de la web www.fisio-online.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s